jueves, 23 de marzo de 2017

La entrada que nunca hubiera querido escribir

Hay veces en que uno debe tocar temas que hubiera preferido evitar...  temas dolorosos, temas inquietantes... y hasta temas absurdos.
Lamentablemente, hoy ni siquiera sé cual de estos tres calificativos usar.


  • Imaginen una escuela agraria, donde se enseñan las habilidades y conocimientos necesarios para una explotación rural a jóvenes de entre 12 y 17 años. Una escuela que forma a los alumnos de la zona rural, dándoles no solo educación formal, sino también una herramienta para ganarse la vida, en lugares donde el imperativo del consumo desenfrenado y la hiperconectividad no tienen lugar... todavía.
  • Imaginen a sus docentes, que día a día comparten las tareas de campo con sus alumnos, los orientan con sacrificio y vocación, para abrirles paso a las tecnologías aplicadas, pero también a las destrezas para manejar un ternero, ayudar en un alumbramiento, o alimentar correctamente a un animal.
  • Imaginen que, con esfuerzo y entusiasmo cotidiano van criando sus propios animales, para finalmente obtener con su producto algunos recursos que les permitan mejorar su escuela, criar nuevos animales, ampliar el rodeo.


Uno de esos colegios técnicos que tanto aportan para la educación de nuestros jóvenes, se encuentra en mi provincia, en la Argentina profunda: La Escuela Técnica Nº 6 “General San Martín”, un colegio agrario en las afueras de la capital provincial.

Allí, la noche del lunes, desconocidos ingresaron a los corrales del colegio, mataron y faenaron allí mismo a 10 terneros y una vaca preñada, dejando los restos en el lugar.

restos de uno de los vacunos faenados clandestinamente

No es la noticia policial lo que pretendo relatar, ni los aspectos periodísticos lo que pretendo comentar... para quien desee los detalles, aquí pueden ver la noticia en el periódico local.
Visto a vuelo de pájaro, es un simple delito de abigeato, donde algunos cuatreros (diestros en estas cuestiones) matan los animales y sustraen su carne para venderla en algún mercado clandestino... o simplemente repartirla y consumirla. Por la manera rápida y prolija en que desollaron a los animales, se nota que son hábiles personas formadas en esta tarea, y no pobres ladronzuelos famélicos.

Pero me interesa ir mas adentro... mas a lo profundo del comportamiento humano.
En palabras de uno de los docentes:
"Hasta el lunes, la escuela agraria contaba con 30 animales vacunos, ahora sólo le quedan 19. Faltando los terneros, hay una promoción de estudiantes que se va a quedar sin aprender a castrar y eso es lo que nos afecta en lo educativo. Además, en el colegio vendemos parte de esos animales para costear los gastos de alimentos de otros, como conejos y chanchos, pero ahora deberemos buscar otros medios”

¡Cuánto daño se puede hacer robando a una escuela!
¿Que clase de "cultura" puede formar gente así?
La desazón, el desánimo, la frustración de esos alumnos y docentes es inmensa... ¿Serán conscientes de ello esos delincuentes?
Probablemente no... quizá ni siquiera son capaces de darse cuenta de lo profundamente gravosos de su actitud.

Hoy es uno de esos días en que me duele ser docente.
Nunca entenderé a quien roba a una escuela.


martes, 21 de marzo de 2017

Argirópolis

ARGIRÓPOLIS
O
LA CAPITAL DE LOS ESTADOS CONFEDERADOS DEL RÍO DE LA PLATA 
SOLUCIÓN DE LAS DIFICULTADES QUE EMBARAZAN LA PACIFICACIÓN PERMANENTE DEL RIÓ DE LA PLATA, POR MEDIO DE LA CONVOCACIÓN DE UN CONGRESO, Y LA CREACIÓN DE UNA CAPITAL EN LA ISLA DE MARTÍN GARCÍA, DE CUYA POSESIÓN (HOY EN PODER DE LA FRANCIA) DEPENDEN LA LIBRE NAVEGACIÓN DE LOS RÍOS, Y LA INDEPENDENCIA, DESARROLLO Y LIBERTAD DEL PARAGUAY, EL URUGUAY Y LAS PROVINCIAS ARGENTINAS DEL LITORAL. 
¿Cuántos años dura la guerra que desola las márgenes del Plata? ¿Cuánta sangre y cuántos millones ha costado ya y cuántos ha de costar aún? ¿Quiénes derraman esa sangre, y cuya es la fortuna que se malgasta? ¿Quién tiene interés en la prolongación de la guerra? ¿Por qué se pelea y entre quiénes? ¿Quién, en fin, puede prever el desenlace de tantas complicaciones? ¿No hay medio al alcance del hombre para conciliar los diversos intereses que se chocan?

Así comienza el ensayo que describe una de las ideas mas atrevidas de quien fuera, quizás, uno de los hombres más importantes que supo tener Latinoamérica durante las primeras etapas de su construcción social y política: Domingo Faustino Sarmiento.
Pocas personas en el mundo han sido tan contradictorias, particulares, audaces y movilizadoras como lo fue Sarmiento en lo que después se conocería como la República Argentina.
Odiado y denostado por sus ideas xenófobas que no ocultaba, manifestando cuantas veces pudiera su aversión al hombre nativo de estas tierras, y al mismo tiempo, honrado y exaltado por su tremendo compromiso por la educación de los pueblos, logrando hazañas como reducir un 80% el analfabetismo de un país en apenas un par de décadas, fundando centenares de escuelas, institutos de formación, y entidades científicas, haciendo de la cultura y el conocimiento el eje rector de toda su obra, Sarmiento es una de las personalidades mas ricas y complejas de la historia americana.

Es imposible definir (y mucho menos describir) a Sarmiento en unos pocos párrafos, por lo que dejaré esa tarea a las innumerables páginas que se han escrito (en contra y a favor) de tan singular hombre.

Por ahora, solo quiero mencionar una de las facetas más singulares de Sarmiento: la de estadista.

  • Pocos como él eran capaces de imaginarse todo un país con toda su complejidad a 30, 50 o 100 años vista, y trazar un rumbo claro y contundente para lograrlo.


Corrían los años '50 del siglo XIX, donde la revolución industrial estaba alcanzando a todo el mundo,  las ciencias avanzaban a pasos gigantescos, mientras que aquí, en las márgenes del Río de la Plata, en Sudamérica, las permanentes luchas fratricidas entre criollos hacían imposible la organización política y social de su cultura.

Argirópolis es, entonces, una idea superadora, un crisol donde amalgamar fortalezas dejando de lado la escoria de los intereses mezquinos, y fundar, en medio del Rio de la Plata, en la pequeña Isla de Martín García (por entonces ocupada por Francia) una Capital que llevaría ese nombre, y que sería el centro político de lo que hoy es parte de Argentina, Uruguay y Paraguay, y que en el proyecto se denominaría "Estados Unidos del Rio de la Plata".

VIsta actual de la pequeña isla Martín García

Argirópolis no solo se planteaba como una mera idea sino que Sarmiento, en apenas un centenar de páginas, define con rigurosidad y detalle todos los aspectos políticos y organizativos que deberá cumplir el nuevo país,
Desde la organización del comercio y la industria, pasando por las estructuras legislativas y jurídicas, incluso dando detalles como las actividades de exploración que deberían hacerse para la construcción de rutas y caminos y para la eficiente utilización de los recursos fluviales... nada era dejado al azar.
El grado de detalle y profundidad abarcada por Sarmiento en su propuesta, puede observarse claramente en éste PDF, transcripción literal de su obra.

Mapa ilustrativo del territorio incluido en la idea de Sarmiento
Como pasa en toda época de conflicto, las cosas cambian, las situaciones coyunturales alteran el rumbo y muy pronto la idea de Argirópolis cayó en el olvido, para dar paso, lentamente, a lo que hoy son los países de América del Sur.
Pero aún así, como idea, Argirópolis perduró en el imaginario colectivo sudamericano como un "futuro alternativo" donde quizás, paraguayos, uruguayos y argentinos compartiríamos una historia común.

  • ¿Qué hubiera sido de nosotros si la idea hubiera fecundado?
  • ¿donde estaríamos, con nuestras grandezas y miserias, en el concierto mundial?

Solo cabe imaginarlo, ya que la historia tomó otros rumbos... pero seguramente las ideas de Libertad, República y las virtudes del Conocimiento, estarían arraigadas en sus ciudadanos, como lo estaban en la férrea voluntad de Sarmiento.

Hombre, Pueblo, Nación, Estado... todo.
Todo está en los humildes bancos de la escuela.
                               Domingo Faustino Sarmiento.





viernes, 17 de marzo de 2017

Dyson

¿Sabes quién es este hombre?

En un primer momento podrías pensar que es el famoso actor James Cromwell, a quien recuerdo, entre tantos otros films, en su adorable papel de Zefram Cochrane en Star Trek: First Contact...

Si, el mismísimo desarrollador del primer "motor warp" operativo, en la famosa e icónica serie (el parecido entre ambos es notable).
Si hay alguien a quien el "universo Trekkie" le debe algo, es al cascarrabias de Zefram, y su portentoso ingenio.

Pero no. No es Zefram (aunque, a juzgar por su grandiosa inteligencia y poderosa imaginación, quien sabe... quizá éste buen señor de más 90 años aún esté a tiempo de inverntarlo). ;-)

Bien. Se trata nada mas (y nada menos) que de Freeman Dyson, una de las mas prodigiosas mentes de nuestro tiempo, y de quien vamos a comentar sus "locas" ideas, que después de pensarlas un rato pueden resultar no tan locas.


Dyson es miembro de la American Physical Society, de la National Academy of Sciences de Estados Unidos y de la Royal Society de Londres, y fue galardonado en varias oportunidades por sus aportes en física teórica y en electrodinámica cuántica, así como autor de numerosos libros de divulgación donde aborda no solo temáticas científicas sino también filosóficas y hasta religiosas, con un enfoque profundo pero en lenguaje llano, apto para un público general sin orientación científica.

Pero lo que hoy vamos a destacar de este hombre de ciencia, es su tercera faceta, ya no como científico o escritor, sino la más imaginativa de todas: la de visionario.

Freeman Dyson es autor de tres conceptos que cambiaron la forma de pensar los modos en que una civilización puede abordar el cosmos. Uno de ellos, muy conocido y divulgado, y los otros dos no por poco conocidos menos interesantes:

1.- La esfera de Dyson

El concepto es simple: toda la energía que irradia una estrella (el Sol, por ejemplo) se distribuye en todas direcciones desde ella, y la cantidad de energía que recibe un planeta cualquiera (la Tierra, por ejemplo) de su estrella, es apenas una fracción mínima: aquella que puede interceptar con su superficie.

  • ¿Qué pasaría si una civilización supertecnológica lograra fabricar una megaestructura esférica, de tamaño gigantesco  que rodeara toda la estrella orbitando a su alrededor y pudiera así captar (por ejemplo, con paneles fotovoltáicos) toda la energía que la estrella emite?


Hipotética esfera de Dyson en construcción (fuente de la imagen)
Una estructura semejante, conocida como Esfera de Dyson, aseguraría a la civilización que la construyera disponer de una cantidad de energía prácticamente ilimitada durante toda su existencia.
Si bien Dyson no abundó en detalles sobre su potencial construcción (la idea original incluso ya existía como concepto algunas décadas antes), sí determinó cuales serían los fenómenos físicos que esa estructura provocaría y que podrían ser detectados mediante observaciones en búsqueda de inteligencias extraterrestres.
El más evidente de estos efectos sería la emisión de radiación infrarroja hacia el exterior de la estructura, producto del calentamiento de las misma desde su interior. Por lo tanto, habría una región del espacio donde no se observaría ninguna estrella, pero se detectaría una emisión infrarroja particularmente definida.

De hecho, ni siquiera necesitaría ser una estructura sólida, sino simplemente formar uno o mas anillos girando alrededor de la estrella:

Estructuras de Dyson en enjambre, en burbuja o en anillo, al rededor de una estrella.

Hace muy poco tiempo, se especuló con que la estrella KIC 8462852 podría tener una estructura semejante debido a las peculiaridades de su espectro, aunque la idea fue poco a poco dejada de lado.

Factible o no, el concepto es totalmente válido, y solo depende de la capacidad tecnológica y disponibilidad de recursos de una supercivilización para intentarlo.

2.- El Arbol de Dyson

Menos conocido, pero no menos ingenioso es el concepto de Arbol de Dyson, cuyo principio es simple: Un vegetal podría sobrevivir en el espacio aprovechando la permanente luz de una estrella, la ausencia de gravedad y de depredadores, si su proceso de fotosíntesis estuviera separado de su necesidad de intercambiar gases (oxígeno y dióxido de carbono) con el ambiente.


  • ¿qué pasaría si se desarrollara mediante manipulación genética un árbol que, enraizado en un cometa, tuviera su capacidad de intercambio de gases en sus raíces, dejando sus hojas solo para las funciones fotosintéticas?

Hipotéticos "árboles de Dyson" (fuente de la imagen)
Si así fuera, una colonia humana podría habitar un cometa ocupando las raíces del árbol (gigantescas gracias a la ausencia de gravedad), proporcionando con su respiración el dióxido de carbono necesario para el árbol y obteniendo el oxígeno producido por el vegetal mediante sus raíces, mientras que el árbol sobreviviría y desarrollaría su estructura gracias a al actividad fotosintética de sus hojas. La abundancia de agua y la presencia de polvo en el cometa completarían las necesidades de nutrientes del árbol genéticamente adaptado a tal fin.
Por supuesto que habría otras miles de cuestiones que resolver, pero las necesidades vitales más básicas del ser humano (agua y oxígeno) estarían cubiertas.

3.- Escenario de Dyson

La inteligencia artificial ya es más que una idea loca... nos encaminamos decididamente hacia ella, y posiblemente también exista algo similar en el vasto universo.
Pero toda inteligencia artificial tiene un límite de existencia: la energía de la que se abastezca tarde o temprano se agotará, haciendo que tal inteligencia "muera".

  • ¿Qué pasaría si una inteligencia artificial muy avanzada, que dispone de una cantidad cuantiosa (pero no infinita) de energía se plantea el siguiente escenario? 
  1. Utilizar su capacidad de proceso hasta agotar la mitad de su energía.
  2. Descansar en reposo hasta que todo el sistema se enfríe hasta la temperatura del universo.
  3. Iniciar nuevamente su proceso hasta consumir nuevamente la mitad de la energía disponible (un cuarto de la original)
  4. Volver a reposo hasta enfriar nuevamente su sistema.
  5. Así sucesivamente, usando cada vez menos energía, pero logrando persistir de forma prácticamente eterna.


Una estrategia de ese tipo permitiría (en principio) que tal inteligencia pueda sobrevivir un tiempo ilimitado, aunque procesando "pensamientos" cada vez durante tiempo mas cortos.
Sin embargo, hay algunas limitaciones termodinámicas (como la imposibilidad del cero térmico absoluto) o la expansión acelerada del universo, que atentarían con el correr de los milenios, contra el objetivo de perdurar eternamente.
Aún así, como estrategia es válida, y aunque no dure eternamente, lograrlo unos cuantos millones de años no es una idea tan mala después de todo, y podría ser un escenario posible para que una superinteligencia artificial decida transcurrir su existencia.


Curioso e interesante, ¿verdad?


martes, 14 de marzo de 2017

Georgium Sidus

Hace 236 años, en pleno siglo XVIII, en épocas en que una colonia americana osaba independizarse de la corona británica, William Herschel (cuyo nombre seguramente te remite a éste Herschel), hizo un descubrimiento asombroso para su época: Una "estrella" nueva aparecía en un lugar insólito, donde no se suponía que debía estar.
Tras varios días de observación notó que la supuesta estrella cambiaba lentamente su posición, por lo que inmediatamente se percató que debía tratarse de un nuevo planeta... pero no uno cualquiera, sino uno que estaría al doble de la distancia del último planeta conocido por entonces (Saturno).

Después de verificar el hallazgo con otros colegas astrónomos, William decidió bautizar a su nuevo planeta: se llamaría Georgium Sidus.

El extraño nombre, que significa "el planeta de Jorge" fue puesto, según Herschel, en honor a al rey Jorge III de Inglaterra que acababa de perder parte de sus posesiones en América del Norte debido a la reciente independencia estadounidense.

Obviamente un nombre así no fue del agrado de la comunidad astronómica de la época, por que se rompía la tradición de usar nombres de dioses mitológicos para nombrar planetas, y se usaba el de alguien vivo para nombrarlo. La cosa es que aunque Herschel insistiera en mantener su idea, mas temprano que tarde el nombre fue cambiado.
Fue Johann Elert Bode quien sugirió el nombre de Urano para el nuevo planeta.

Urano
Pronto, el nuevo planeta comenzó a intrigar a los astrónomos por sus peculiares características.
La más notable es la elevada inclinación de su eje de rotación respecto de su órbita al rededor del sol: Urano está inclinado unos 97,77°, de modo que gira como si estuviera rodando como una pelota sobre el plano orbital. Así, uno de los polos mira al sol, y el otro mira en el sentido opuesto.
Este fenómeno produce que cada polo reciba alternadamente 42 años terrestres de luz solar, y 42 años de sombra durante su "año" o período orbital.

Si bien se lo considera uno de los "gigantes" ya no estaría dentro de los "gaseosos" como Júpiter o Saturno, sino sería un "Gigante helado" (junto con Neptuno) por su particular estructura:

Corte del interior de Urano.
Urano es 4 veces más grande que la Tierra y tiene unas 14 veces su masa. Se supone que tiene un interior rocoso cubierto por distintas capas de "hielos", de distintas sustancias, como agua, amoníaco, metano, hidrógeno y helio.
Cabe destacar que esos "hielos" no están estrictamente fríos, sino que se trataría de fluidos a considerable temperatura, bajo intensas presiones. Por encima de ellos, un manto gaseoso de una densa atmósfera de hidrocarburos completa la escena.

Uno de los últimos descubrimientos sobre Urano es la presencia de delgados anillos oscuros, de los que hay al menos trece. Probablemente su origen sea por impactos recibidos por algún antiguo satélite natural ya destruido.

Anillos de Urano en su posición relativa al Sol


Completan la familia 27 satélites conocidos, entre ellos Miranda, Ariel, Umbriel, Titania y Oberón


Principales lunas de Urano, a escala.


La realidad es que sabemos muy poco de este enigmático gigante, ya que solo lo conocemos por observaciones telescópicas y la fugaz visita de la Voyager 2 en 1986.


Mas info:
http://www.astromia.com/solar/urano.htm
http://www.astrofotos.es/Urano.php

jueves, 9 de marzo de 2017

Vida sintética

¿Es posible crear "vida sintética"?

La pregunta es un tanto compleja de responder, ya que para ello debemos tener primero una clara definición de "vida", cosa para nada sencilla.

  • La noción mas simple que tenemos implica las capacidades de nacer, crecer, metabolizar, responder a estímulos externos, reproducirse y morir.

En otros aspectos, también la vida puede reconocerse como:

  • Un estado o carácter especial de la materia alcanzado por estructuras moleculares específicas, con capacidad para desarrollarse, mantenerse en un ambiente, reconocer y responder a estímulos y reproducirse permitiendo la continuidad.
  • Un objeto con una frontera definida que continuamente intercambia sustancias con el medio circundante sin alterarse.
Ya si entramos en puntos de vista filosóficos o religiosos, la definición se hace aún mas compleja y difusa...

  • Actividad natural inmanente autoperfectiva. (filosofia)
  • Etapa que conduce al alma desde la inexistencia a la plenitud eterna en un lapso de tiempo. (cristianismo)
  • Cada uno de los estados de reencarnación de los seres sintientes en el samsara.(budismo)
Todo esto, sin hablar de aquellas entidades que se encuentran en la frontera de lo vivo y lo inerte, como los virus, los priones, etc.
Por lo tanto, si es difícil definir vida, más difícil aún es definirla como sintética.

Sin embargo, aunque nos sea dificultoso definirla, hasta cierto punto nos es sencillo reconocerla: Nosotros estamos vivos,  una planta, un animal están vivos, una bacteria está viva.

Además, en todos los seres vivos que conocemos sobre el planeta, hay algo que es común a todos de manera absoluta: el ADN como código suficiente que define a un ser.

  • Por consecuencia, si lográsemos generar un organismo vivo (como una bacteria) a partir de un código genético diseñado ex-profeso, que sea distinto a cualquiera existente en la naturaleza, podríamos decir que "eso" es "vida sintética".

Bacterias "sintéticas" vivas.
Pues eso es precisamente lo que dijo haber logrado después de años de investigación, ensayos, fracasos y replanteos un grupo de biólogos y genetistas liderados por Craig Venter, en 2010, cuya charla en TED puede verse aquí.


Ahora, poniéndonos en "abogados del diablo", analicemos paso a paso lo que Venter y su equipo han hecho, para decidir si realmente podemos hablar de "vida sintética":
(El resumen que haremos está extremadamente simplificado, ya que hubo numerosas complicaciones y cambios durante los 15 años que duró el proceso de investigación, para básicamente, llegar al objetivo final)

  1. Se elige una bacteria, y se secuencian todas las bases que componen los genes de su ADN
  2. Se transcribe la secuencia a un ordenador, donde se clasifican los genes y se reordenan pequeñas porciones de ADN
  3. El nuevo código con algunos genes ligeramente alterados se introduce en células de levadura (Saccharomyces cerevisiae) donde muy lentamente, en un proceso extremadamente complejo se va generando una nueva molécula de ADN que tiene el código modificado.
  4. Se quita el ADN de otra bacteria (una variedad distinta, pero no demasiado, de la bacteria original)
  5. Se cultiva la nueva bacteria con el ADN modificado y se estudia su comportamiento.
  6. Para verificar que la bacteria está expresando el genoma modificado, se prueba una característica distintiva que estaba presente en la bacteria original. En este caso el color azul correspondiente a una enzima específica en presencia de un determinado nutriente (el gen lacZ que expresa beta-galactosidasa)
Conclusiones:
  • Es cierto que la nueva bacteria está viva.
  • Es cierto que su ADN ha sido reemplazado.
  • Es cierto que el ADN de reemplazo es distinto al de la bacteria de la que fue obtenido.
  • Es cierto que la bacteria muestra inequívocamente un comportamiento atribuible al nuevo ADN.
Sin embargo:
El código genético de la bacteria no fue "escrito" desde cero, sino que se tomó uno existente y se le hicieron ligeros cambios y agregados, y se implantó en la bacteria.
Sería como quitar el sistema operativo de una computadora, hacerle algunos cambios menores y probarlo en otra para ver si funciona. 
  • Crear vida sintética de modo estricto significaría escribir un código genético completo, desde cero, conociendo perfectamente qué gen hace cada cosa, y luego fabricar esa molécula de ADN para implantarlo en una célula. 
Obviamente no es esto lo que se logró.
Sin embargo, sigue siendo un avance muy importante en ese camino. 

Por ahora, seguimos dependiendo del ADN natural, seguimos sin conocer en su totalidad el "diccionario" que nos permita conocer qué función cumple cada gen, cada cromosoma, cada pedacito de ADN, y que nos permita escribir el nuevo código. 
Podemos acceder al libro de la vida, pero aún no conocemos el idioma en el que está escrito.
Probablemente algún día sea posible "escribir" el código de la vida a voluntad. Ese día, tendremos la potestad de crear verdadera "vida sintética".

Por ahora, debemos contentarnos con descubrir que podemos alterar ese código, podemos hacer que otros organismos vivos jueguen a nuestro favor mediante ingeniería genética, y podemos en el laboratorio reproducir lo que la naturaleza viene  haciendo desde hace millones de años: mutar nuestros genes aleatoriamente y ver qué sucede...  
  • gracias a esas mutaciones y cambios, hoy estamos aquí discutiendo esto.

Más info: